[Stgo a mil] Ceremonia – Performance MAU MAPUCHE

[Stgo a mil] Ceremonia – Performance MAU MAPUCHE

Concepto, Diseño, Coreografía y Dirección: Lemi Ponifasio

Esta performance tiene lugar en uno de los sitios más emblemáticos de la represión Mapuche durante el periodo de la conquista española, específicamente en la terraza Caupolicán del cerro Santa Lucía, para acceder había que subir el cerro en un día bastante caluroso caminando por los adoquines y cuando te instalabas en las butacas dispuestas para presenciar el espectáculo comenzabas a sentir el sol pegado en tu cuerpo lo que realmente no sé si fue pensado por el Director entendiendo luego lo que veríamos.
Luego de que chilenos y curiosos extranjeros nos encontráramos instalados expectantes de qué sería lo que se nos vendría por delante al ver sentada frente a nosotros a una mujer mapuche solitaria, este curioso personaje (para muchos) y bastante conocido (para otros) comienza a tocar el Kultrun y a cantar haciéndonos sentir en una ceremonia mapuche, de pronto por el costado derecho posterior del cerro frente a nosotros aparece un grupo de hombres y mujeres con vestimentas negras avanzando de manera muy pausada hacia el centro de la escena, personas que comienzan a cantar y fundiéndose los sonidos con el canto de esta mujer que nos llevó a un estado de ceremonia al comienzo del performance.
CAM00368
CAM00374
CAM00378
Toda la ceremonia – performance transcurre entre bailes y cantos lo que son interrumpidos por el personaje de una mujer joven vestida de negro la que en el lengua mapudungun y español comienza a relatar el sufrimiento mapuche desde antes de la conquista y hasta el tiempo actual en Chile, ella en una suerte de muerte se acuesta de espaldas en el suelo donde con chorros de líquido rojo que escurren desde su cabeza nos hace sentir la sangre derramada, una machi aparece en escena desde el público la que a viva voz declama en mapudungun palabras hacia esta mujer tendida; luego de ya sentirnos dentro de esta sensación de aletargamiento por la lentitud de los movimientos y lo visual de las escenas todos los personajes se ponen a danzar y emitir sonidos ceremoniales los que quiebran drásticamente la energía y tiempos llevados hasta ese momento, el baile sin darnos cuenta traspasa la cuarta pared y se invita al público a participar lo que cierra el espectáculo en una especie de gran ceremonia donde todos estamos presentes participando, donde se remata con una especie de inclusión y fusión.
CAM00385 CAM00388 CAM00389 CAM00392
Es un espectáculo que va un paso más allá de lo teatral y mezcla personajes reales de una etnia existente con actores y actrices en un discurso de lucha que te hace pensar en los objetivos terrenales, urbanos, sociales y de lucha en los que nuestro cotidiano nos envuelve y nos alienta a seguir luchando por lo que creemos justo.
El Director (Lemi Ponifasio, Neo Zelandés), explica esta creación como una performance ceremonial más allá de una pieza teatral y que esa ha sido la manera en que ha trabajado toda su vida, incluso explica que no busca el comunicar nada de la lucha mapuche constante, sino que lo que pretende es que cada uno al presenciar esta intervención logremos en cierto punto escuchar la voz más alta de nuestra propia alma.

Esta Ceremonia – Performance puede ser presenciada de manera gratuita y recomendada para todo público, en el marco del Festival Internacional Santiago a Mil, en la Terraza Caupolicán del cerro Santa Lucía, los días 19 y 20 de enero a las 11.00 y 19.00 horas respectivamente.

Comunicador de profesión, vividor de vocación y trabajólico por opción.
Desde pequeño he sentido curiosidad e interés por las diversas costumbres y creaciones humanas y naturales, esto me ha llevado dedicar gran parte de mi tiempo en el trabajo que artistas de todas las disciplinas entregan a la sociedad, quizás tanta influencia me ha llevado a desarrollar una irreverencia social y convertirme en un desentendido en vez de un erudito, a veces quisiera que una bomba de inteligencia explotara en mí para hacer juicio pero quizás antes de eso descifren el origen del universo.
  • Tomas P Pizarro

    Me gusto mucho,tomaste una historia con una percepción tuya,más un relato de imaginarte de estar en la escena de la obra y obviamente el fin que pretendía el director.
    Y agregar además,que todo esto era gratis para el público.

  • Fdo

    Buena nota, para poder sentirse parte es fundamental para comprender nuestro entorno que el director quizo transmitir, algo que logra teniendo en consideración lo difícil que es comprenderse hoy en día.

  • Pingback: Ivon Gregory()